Cuáles son los mejores tipos de acero para fabricar cuchillos.

Forja

Una hoja para cuchillo o espada está hecha de uno de estos 4 materiales: acero al carbono, acero inoxidable (o más apropiadamente resistente a la oxidación), acero para herramientas y diferentes aleaciones. De entre estos, tradicionalmente han sido dos los más empleados para la producción de cuchillos de combate: el acero al carbono 1095 y, más recientemente, el acero inoxidable VG-10.

CONSIDERACIONES A LA HORA DE ELEGIR UN TIPO DE ACERO:

Uso Previsto:Al igual que con cualquier otro elemento, hay que pensar detenidamente el uso que se le va a dar al cuchillo, navaja o espada. Por ejemplo, si vas a usarlos para cortar materiales abrasivos como cuerda o cartón, tendrás que considerar una aleación más resistente al desgaste.

Tipo de hoja:Hay que tener en cuenta el tipo de hoja del cuchillo o navaja. Las hojas más finas sacrifican la fuerza, pero se puede compensar con la dureza del acero.

Tipo de filo: Ciertas aleaciones funcionan mejor en determinados tipos de filos.

Resistencia a la corrosión: Si vas a utilizar tu cuchillo en ambientes húmedos tendrás que tener en cuenta el grado de oxidación del acero.

ACERO AL CARBONO

El acero al carbono está compuesto únicamente por hierro y carbono. Esta aleación le otorga una mayor dureza y flexibilidad, pero por contra tiene menor resistencia al óxido. Lo que lo hace más difícil de afilar, pero su ventaja es que hace que el filo sea más duradero y resistente.

9260

Acero 9260 tiene un alto contenido en carbono (0,6%). Es uno de los aceros más empleados por los artesanos de los cuchillos debido a sus excelentes cualidades de trabajo y rendimiento.

Tiene una alta flexibilidad, buen mecanizado, forjado y templado.

La resistencia al desgaste es buena, aunque si no se cuida bien, es posible que se pueda llegar a oxidar. Aunque todo cazador sabe que las herramientas siempre hay que cuidarlas bien tras u uso…

,

El Aisi 9260 (F144) es uno de los aceros que más uso. Es el único que uso para las hojas de mis espadas y para una parte importante de mis cuchillos (junto con O1, el F144 es uno de mis preferidos).
En cuanto a propiedades de dureza, es muy similar al 5160 (presumiblemente ballesta), tiene suficiente carbono para alcanzar los 60HRc y en piezas grandes, con un alto revenido se logra una magnífica flexibilidad.

1095

Acero muy dúctil de trabajar, siendo empleado por artesanos cuchilleros de todos los niveles para fabricar cuchillos y espadas.

Los cuchillos producidos con este acero permiten una amplia gama de tareas, desde el desuello y despiece de la caza hasta trabajar la leña, teniendo unas muy buenas propiedades de corte, si bien nos pide cierta dedicación en su mantenimiento, principalmente limpiar y secar bien la hoja después de cada uso con humedad o sangre. el afilado es fácil y el filo bastante duradero.

La hoja es de acero de alto carbono 1095, forjada manualmente, tiene una dureza 56-58 RC en el filo. Tiene vaciado plano y un afilado manual de 20º, tiene un corte muy bueno y la retención del filo es bastante duradera. La hoja está pulida.

Empleado también en combinación con el acero 15N20 para la fabricación de acero damasco.

Empleado para multitud de cuchillos artesanales de caza, admite un buen acabado de pulido a espejo.

 

 

Acero al carbono 1095, este acero de aleación simple,. Facil de trabajar, con muy buenos resultados. Además de tener un tratamiento térmico muy fácil, este es otro de los aceros que se recomiendan para principiantes, aunque es muy usado para fabricar cuchilleria por profesionales.

ACERO DAMASCO

El Acero de Damasco se consigue durante la forja mediante la mezcla de materiales de diferente carbonado, como el hierro y el acero, junto con otras materias primas como carbono, silicio, azufre, fósforo, magnesio, níquel y cromo.

El proceso sigue utilizando unas técnicas ancestrales que finalmente le otorgan esas cualidades que han hecho de este tipo de acero un material muy codiciado en la fabricación de cuchillos de caza:

Su hoja es casi irrompible

Se dice que su filo es eterno

Y su hoja extremadamente dura pero a su vez flexible, siendo capaz de absorber altos niveles de impacto.

Además de presentar un curioso y bello patrón de formas y colores en sus hojas debido a la mezcla de los diferentes aceros

Son famosos por su dureza y, a la misma vez, flexibilidad; también por su indesgastable filo. La técnica metalúrgica del acero de Damasco, hoy en día se emplea en la elaboración de cuchillos y navajas de muy alta gama.

 

El acero de damasco más habitual se hace con aceros Böhler K-720 y 15N20, en diversos patrones, aunque a veces también con otros aceros, de rodamientos (52100), de cable (1070), o de cadenas de motosierras. 

En la categoría de aceros de damasco, aunque no lo sea en puridad, también incluyo los san mai, habitualmente elaborados a partir de pletinas de la casa japosena Takefu, tanto en alto carbono con corazón de acero white paper como en acero inoxidable , con corazón de acero VG-10

ACERO INOXIDABLE

El acero inoxidable está compuesto por una aleación de hierro, carbono y cromo, que es el que le aporta la resistencia a la oxidación. Esto se debe a que el cromo posee una gran afinidad con el oxígeno y reacciona junto a él formando una capa pasivadora que evita la corrosión.

los cuchillos fabricados con acero inoxidable son lo suficientemente rígidos y firmes para hacer todas las tareas requeridas en una jornada de caza, sin que se doblen o dañen. Además, el acero inoxidable brinda mayor resistencia a las abrasiones, marcas y permite que el cuchillo se mantenga afilado.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




DIRECCIÓN:

Taller (solo con cita previa) Carrer Vilafranca, 3 Pinedes Altes - 47318 Tarragona

TEL:

+34 622 22 10 96

EMAIL:

hello@brokkr-forge.com